Mes: febrero 2011

PENSAMIENTOS POSITIVOS

Posted on Actualizado enn



Psicólogos Veracruz, Ver.
Psicología Holística | Terapeuta y Psic. Hugo Herci | Creador del método TEMET NOSCE: Mejora tu calidad de vida y obten todo lo que te propongas.

Nuestra mente está llena de MIEDOS, LIMITACIONES Y SENTIMIENTOS que nos bloquean; afortunadamente el ENTENDER, PERDONAR Y OLVIDAR podemos deshacernos de ellos.

Somos PRISIONEROS DE NUESTROS RECUERDOS, LIMITACIONES, MIEDOS & DUDAS; así también de MALOS SENTIMIENTOS, los cuales se van CREANDO & ACUMULANDO EN NUESTRA MENTE. Todos ellos NOS ANCLAN AL PASADO (como el elefante a la estaca, impidiéndonos caminar hacia adelante y evolucionar), Esto desafortunadamente lo transmitimos a nuestros hijos en la interacción diaria creando esquemas erroneos de lo que es la vida.

Cuando somos pequeños, NO PODEMOS LIBRARNOS DE ELLOS PORQUE NO TENEMOS LAS HERRAMIENTAS, NI LA FUERZA NECESARIA PARA LOGRARLO siendo materia moldeable de los pensamientos & emociones de nuestros padres. Cuando somos mayores ya ni lo intentamos, sin embargo bastaría con un poco de esfuerzo y decisión para cambiar.

Nuestros recuerdos, miedos y dudas están almacenados principalmente en nuestra vida

Los recuerdos acumulados de tipo espiritual, de nuestras emociones,  ideas y la forma de organizarlas traen como resultado  aquellos donde guardamos lo que está conectado con nuestra realidad material y práctica; cada uno de estos apartados guarda recuerdos de situaciones vividas que debemos localizar primero y eliminar después para evitar interferencias.

La voluntad de acción

Este espacio suele ser el que menos sobrecargamos, porque los asuntos espirituales pesan menos que los demás. Nuestros pensamientos se crean cada vez que se activa esa fuerza interna que necesitamos para llevar a cabo un gran esfuerzo, para sobreponernos a una situación adversa, para realizar una obra de transformación interior o para superar los problemas de la vida diaria. Sin embargo es preciso activar, la forma continúa: la voluntad, la ilusión, la fuerza interior, el impulso, la creatividad y el cambio.

Las emociones

Somos muy propensos a las ataduras emotivas, así que esta parte de nuestros archivos estará bastante llena. Es muy fácil atarnos a situaciones sentimentales que a menudo nos llegan a colapsar y que nos resulta difícil eliminar, porque las racionalizamos con autoengaños, justificaciones.

Para eliminar estos archivos  de nuestra mente la clave está en: AMARNOS DE UNA FORMA PURA & DESINTERESADA, EN SEPARAR LOS SENTIMIENTOS Y LAS EMOCIONES DE LA RAZON.

EL INGREDIENTE MÁGICO ES: EL PERDON; pero también resulta útil utilizar: LA PASION, EL ENTUSIASMO, LA DIVERSION, EL PLACER Y LA AUTOESTIMA.

El poder de la razón

En nuestra mente uno de los aspectos es que nos atamos al “tengo razón” y esta actitud nos separa de la gente a la que queremos. Discutimos de política o de religión y debemos convencer al otro de nuestras ideas o enfadarnos. Nos atamos a esa idea temporal y la tratamos como si fuera perpetua.

Para eliminar estos aspectos debemos de abandonar la postura extremista, fanática, estática y rutinaria que nos da una falsa seguridad para descubrir nuestros enfoques (y el punto de vista del otro). A ellos nos ayudará: RAZONAR DE FORMA ABIERTA, SABER VARIAR DE ROL, MOTIVARNOS CON LOS CAMBIOS, ELIMINAR JUSTIFICACIONES Y COMUNICARNOS CON LOS DEMAS SIN ATADURAS.

La práctica

Estos archivos acaban repercutiendo en el área práctica de nuestra vida. Cuando queremos poner en marcha algo nuevo sentimos el peso de demasiadas ataduras emotivas y mentales que nos convencen para quedarnos quietos, porque creemos que los resultados serán tan malos como el pasado y así será muy difícil avanzar.

Para eliminar estos aspectos debemos:

  1. Buscar espacios de soledad en los que podamos reconsiderar nuestras acciones.
  2. Meditar y escuchar música relajante, ayudará.
  3. Es preciso comprender que toda obra humana debe viajar al fondo del propio ser.
  4. También nos resultará útil: DISFRUTAR, CONSTRUIR, ECHAR RAICES, PONER EN PRÁCTICA LAS COSAS Y EXPERIMENTAR.

“Recordar una & otra vez situaciones dolorosas o de fracaso disminuye nuestras facultades así como nuestra capacidad de avanzar”

Anclados en el pasado

Es más fácil acceder a los archivos temporales en nuestra mente que a nuevas situaciones. Por eso nos acomodamos y nos anclamos en ellos reviviendo una y otra vez historias del pasado. El resultado es que los recuerdos de situaciones negativas nos frena ante nuevas experiencias.

Por ejemplo, los archivos temporales (recuerdos) de una mala relación sentimental nos harán enfrentar una nueva con desconfianza y miedo a volver a fracasar, lo que disminuirá nuestras posibilidades de éxito.

Si nuestra mente cuando convierte nuestros recuerdos y si pasamos demasiado tiempo sin eliminarlos acaba por colapsar nuestro cerebro recuerdos que se quedan en nuestra memoria y si no los eliminamos (entendiendo, perdonando y olvidando), al cabo de unos años podríamos encontrarnos con que nuestra mente colapsa ante cualquier nueva acción.

Psic. HUGO HERCI

“AL SERVICIO DE TU BIENESTAR”

(Previa cita)


CONSULTORIO

Ave. 5  no.  508   entre Calle 5   &  Calle 7

Córdoba, Ver.


CORREO ELECTRÓNICO


labitacoradelpsicologo@gmail.com


TELEFONOS

(2 7 1)  1 4 2 – 0 8 9 2

(2 7 3)  1 0 9 – 8 6 2 5

(puedes enviarnos mensajes de texto)

 

RECETA PARA UN GENIO

Posted on Actualizado enn


Muchos de los genios universales han tenido entornos primarios inusualmente enriquecidos (Albert 1980, Simonton 1987) De hecho la niñez de figuras eminentes como Ludwig Van Beethoven y Francis Galton resulta poco común.

¿Podríamos crear más genios proporcionándoles ciertas clases de experiencias en la niñez?


Nadie ha llevado a efecto un experimento que pudiera contestar esta pregunta con certeza. Sin embargo existe ALGUNA EVIDENCIA FASCINANTE PARA APOYAR LA IDEA.

James Mill (filósofo e historiador británico del siglo XIX), efectuó un tipo de experimento de enriquecimiento con su primogénito, JOHN STUAR MILL. El padre del niño comenzó instruyéndolo como maestro particular cuando aún estaba en la cuna. JOHN podía leer a la edad de 3 años y contestaba preguntas de su padre de manera rutinaria sobre lo que leía. Para el tiempo en que JOHN contaba con 8 años de edad, casi había leído la mayoría de los griegos clásicos (por cierto, en GRIEGO) y cuando se convirtió en adulto, continuó hasta dejar atrás a su padre como filósofo. JAMES MILL no pudo dedicar el mismo esfuerzo para educar a sus otros hijos, y ninguno de ellos igualó los logros de su hermano mayor.

Se ha hecho un esfuerzo más reciente para mejorar la capacidad proporcionando un ambiente enriquecido por parte de un hombre llamado AARON STERN (1971). Demasiado enfermo para trabajar, Stern decidió que dedicaría su tiempo a educar a su hija. Cuando Edith era todavía una niña, STERN ejecutaba música clásica para ella, le mostraba tarjetas con números, le leía y se esmeraba en hablarle despacio y en oraciones completas. Cuando tenía 18 meses de edad, STERN le enseñó a Edith matemáticas con un ábaco, le mostraba palabras en tarjetas y le enseño a leer los letreros de las calles. Alrededor de los 2 años de edad, Edith leía libros proyectados para niños de 6 a 8 años; alrededor de los 4 años, leía el periódico y jugaba ajedrez; a los 5 había leído bastante de la Enciclopedia Británica, a los 6, leía a Dosgtoievsky y a Tolstoi; a los 15 años; Edith se graduó de la Universidad y comenzó su trabajo profesional en la Universidad de Michigan.

Por supuesto, es posible que los notables logros de JOHN MILL Y EDITH STERN tenga poco que ver con los ambientes especiales en que fueron criados.

Sin embargo, estos y otros casos dejan ABIERTA la posibilidad de que en un AMBIENTE RICO INTELECTUALMENTE EN LA NIÑEZ TEMPRANA pueda tener efectos importantes SOBRE LA CAPACIDAD DE APRENDER.